SIGNIFICADO ESOTÉRICO DE LA RESPIRACIÓN

La RESPIRACIÓN es un ciclo de cuatro (4) ritmos:
INHALACIÓN, INTERVALO PRIMERO, EXHALACIÓN e INTERVALO SEGUNDO. En estos ritmos la acción del ALMA se alterna con la de la PERSONALIDAD.

“ALMA” es el Ser Divino en nosotros, del que provienen las fuerzas de los tres aspectos: de vivir, sentir y pensar. También se denomina: la TRÍADA.

“PERSONALIDAD” es el hombre físico con sus tres vehículos: etéreo, astral y mental. El que utiliza las fuerzas obtenidas del ALMA, es decir, el que mediante ellas vive, siente y piensa.

Cada ritmo tiene su propia naturaleza y significado. Veamos cada una separadamente. En la respiración actúa el ALMA. En la PERSONALIDAD el organismo físico.

1) INHALACIÓN: EL ALMA se acerca y transmuta sus fuerzas divinas a la PERSONALIDAD. Esta, por su parte, se mantiene pasiva y absorbe aquellas fuerzas. El vehículo de la PERSONALIDAD que más se vitaliza durante la inhalación es el etéreo. Este, si la inhalación es profunda y se hace con atención y aspiración, se abre literalmente a la afluencia de las fuerzas vitales, tanto que uno puede establecer contacto con el depósito de estas energías (“prana”) y disponer de ellas para sus funciones. Uno, en realidad, conecta más estrechamente su vehículo etéreo a los centros de fuerzas. También los vehículos astral y mental se vitalizan por la inhalación; el grado de esta vitalización depende de la intensidad de la atención y aspiración del que respira. Combinando la inhalación con una aspiración mental intensa, podemos conectamos con una inagotable fuente de inspiración e iluminación. Por eso exclamó Nietzsche, al mencionar el origen de sus facultades extraordinarias: “Mi genio lo tengo en mis fosas nasales”. Y esta es la razón por que el Maestro Tibetano señaló la inspiración profunda, como “la fórmula mágica . . . de la vida creadora”. Si uno desea aprovechar la afluencia de las fuerzas del ALMA en la inhalación, tiene que hacer tres (3) cosas:

primero, debe pensar en la corriente de energías que entran,

segundo, debe aspirarlas y finalmente

tercero, llevarlas al centro de la cabeza. Pues el dominio de todas las fuerzas: mentales, astrales y vitales, está en la mente. Con las fuerzas del ALMA se formó primero en la evolución, el vehículo mental de la PERSONALIDAD, luego de éste, el astral y después el vital. Por consiguiente, el control primario de todas las manifestaciones siempre será la mente. Sabemos que una imagen mental intensamente constituida, se trasmite automáticamente hasta las células del cuerpo físico.

2) INTERVALO PRIMERO: Es la retención del aliento. Las fuerzas divinas del ALMA durante el ritmo de la inhalación, se transfirieron a la mente del hombre, donde en realidad, se formó un campo magnético de energías, pues el ALMA se manifestó por medio de la fuerza magnética. Como la acción del ALMA terminó y la de la PERSONALIDAD no empezó todavía, se produjo un momento de silencio, de equilibrio. LOS MOMENTOS DE EQUILIBRIO SON LOS MÁS IMPORTANTES EN LA PRÁCTICA ESOTÉRICA, porque son de verdadero poder. Justamente por esto, el primer intervalo de retención constituye la mejor oportunidad para formar el designio que uno desea realizar. Este designio puede ser de cualquier clase: como asunto de salud, fortaleza o hermosura del cuerpo, deseos personales, inspiración, intuición, etc.; pero siempre tendrá que revestirse por una imagen que lo represente, y habrá que expresarlo con palabras que se pronuncian mentalmente; como las imágenes mentales fácilmente resultan ser vagas, las palabras las determinan con toda precisión. La imagen mental formada y las palabras mentalmente expresadas, se magnetizan, se vitalizan en aquel campo magnético y llevan consigo la energía divina de realización. El Tibetano dice sobre esto: “ESTE MOMENTO DE RETENCIÓN ES EL INSTANTE, LA OPORTUNIDAD, LA OPORTUNIDAD QUE EL ASPIRANTE DEBE APROVECHAR. AQUÍ TENEIS UN INDICIO”.

3) EXHALACIÓN: Es el ritmo en que la PERSONALIDAD lleva la parte activa, habiéndose retirado el ALMA. Si en los dos ritmos anteriores, todo lo que hicimos era puramente mental, en este ritmo empieza el trabajo efectivo. Pues, en la exhalación, la acción mental (imagen y palabras) se transmite automáticamente al sistema nervioso. Para apoyarla y dirigirla, tendremos que llevar la fuerza hacia el destino, que nos fijamos en el designio, Si se trata del cuerpo, tendremos que llevar la atención hacia aquel órgano o parte del cuerpo que queremos vitalizar. Las fuerzas nerviosas se dejan arrastrar por la atención. Si deseamos conectarnos con la fuente de inspiración, tendremos que mantener la concentración en la cabeza y extenderla sobre el asunto en cuestión, Si se trata de ayudar a una persona deberemos soltar y lanzar la forma mental hacia ella, y así en todos los asuntos. En este ritmo empieza el verdadero dominio sobre la fuerza nerviosa (“prana”). En los dos (2) ritmos anteriores no hemos trascendido la esfera mental, pero en este ritmo tenemos dominio completo y podemos arrastrar el prana hacia donde lo queremos. Por eso, su mayor importancia está en vitalizar cualquier parte del cuerpo o cualquier centro etéreo, El Tibetano dice: “El aliento exhalante, el cual si se hace con pensamiento y propósito sirve para desprender las formas mentales de sí . . . y sirve para vitalizar los centros . . . no necesito decir más”.

4) INTERVALO SEGUNDO: Se produce nuevamente un silencio, la PERSONALIDAD terminó de actuar y el ALMA no empezó todavía, Vuelve el mismo equilibrio que en el intervalo primero, pero cambiando los roles: el campo magnético en la mente de aquel intervalo inducida por la acción del ALMA, se reemplaza en este intervalo por un campo de fuerzas formado en el sistema nervioso del que sabemos que fue provocado por la acción de la PERSONALIDAD en el ritmo antecedente. Todo lo que entra una vez en este campo, tiende a realizarse indefectiblemente en el cuerpo y mundo físico. Todo lo que tenemos que hacer en esta retención, es mantener fija la atención en el lugar a dónde la hemos llevado en el ritmo anterior. La atención centralizada al campo de fuerza del sistema nervioso y así asegura la realización. Es el tiempo del trabajo efectivo, en que el pensamiento produce acción por medio del cuerpo. El Tibetano dice sobre los intervalos en general: “ÚNICAMENTE DURANTE LOS INTERVALOS SE PUEDE HACER OBRA MÁGICA”. Como se ve, en la práctica esotérica de respiración actúan dos factores: uno que es la respiración física, y otro que es el pensamiento y aspiración que agregamos. Hay que saber, que la segunda parte es la más importante. De la parte física nos servimos solamente por los momentos rítmicos de unión y desunión entre el ALMA y la PERSONALIDAD para hacer coincidir nuestro pensamiento con su ritmo. Si bien es cierto, que cuando más largos son los intervalos, por ejemplo, tanta mayor intensidad de magia realizadora concentramos, pero de ninguna manera debe uno esforzar la respiración física. Si esta no se desarrolla en forma natural y de un efecto benéfico para el organismo, lo hacemos mal y todo intento es en vano. No obliguemos a los pulmones a una inhalación profunda o a una retención larga, sino esperemos y dejemos que ellos solos instintivamente inspiren o se paren, y nosotros limitémonos únicamente a ayudarlos con nuestra voluntad.

El ALMA no trae el aliento de vida a la PERSONALIDAD para perjudicarla, sino para vivificarla, favorecerla. ¿Cómo podríamos conseguir resultados favorables si no actuamos con esta ley del ALMA?

EXISTE UNA PRACTICA ESOTÉRICA DE RESPIRACIÓN MAS ELEVADA AÚN, que no busca resultados físicos, sino solamente MAYOR PERFECCIÓN Y MAYOR UNIÓN con el ALMA. Su esencia consiste en cambiar la segunda parte: en vez de pensar y aspirar siguiendo la corriente de inhalación, la práctica se hace al revés:

Para entenderla bien, hay que conocer la idea fundamental que la guía: se considera que el que realmente vive y respira es el ALMA, y la PERSONALIDAD no es otra cosa que su reacción densa solamente. Es decir, sus ritmos son contrarios como lo son la acción y la reacción:

B) cuando el ALMA inhala………………………… la PERSONALIDAD exhala.
A) cuando el ALMA exhala……………………….. la PERSONALIDAD inhala.

Los intervalos, igualmente como en el sistema anterior, son puntos efectivos de contacto entre los dos, o sea, son los momentos en que la PERSONALIDAD puede captar la fuerza del ALMA.

Conforme a esta idea, la práctica esotérica superior consiste en pensar y aspirar con el ritmo propio del ALMA. Se empieza con la exhalación física:

Cuando mi cuerpo exhala, pienso en inhalar y aspiro la corriente de fuerzas divinas, es decir, me identifico con el ALMA y quiero seguir sus pulsos, llevando la corriente al centro de la cabeza. Es obvio que su efecto debe ser fuerte; la fuerza exhalante física vitaliza, magnetiza el centro de la cabeza y la fuerza inhalante aspirada tiende a colocarlo bajo el control del ALMA.

En el intervalo formulo el designio en la misma forma, como antes, con la diferencia que en este caso el designio es siempre un asunto espiritual.

Cuando mi cuerpo inhala, pienso en exhalar, en el acto del ALMA que comunica a la PERSONALIDAD la fuerza creadora, con la cual busco unir el asunto del designio,

El intervalo después de la inhalación física lo empleo para mantener firme mi atención en el asunto, para su realización.

Es evidente, que es el camino hacia la más rápida unión con el ALMA.

UN EJEMPLO PRACTICO: Supongamos que tengo un defecto en el hablar, que me perjudica mucho en mi carrera y ambiente social, por consiguiente, mi designio será: “Quiero llegar a la facultad perfecta de hablar”
Los pasos prácticos a seguir son:

a) DURANTE LA INHALACIÓN:
Pienso y aspiro las fuerzas creadoras del ALMA y las llevo al centro de la cabeza. La aspiración la hago con mucha intensidad.

b) EN LA RETENCIÓN:
Digo mentalmente con convicción y a la vez me lo imagino vivamente en la cabeza: “Siento, como surgen en mí las fuerzas creadoras del ALMA, de habla perfecta”. Y lo digo y lo imagino tantas veces, cuantas permite la retención sin esfuerzo.

c) DURANTE LA EXHALACIÓN:
Conjuntamente con el impulso de exhalación física hago un esfuerzo grande de voluntad e impelo la imagen y la convicción mental hacia los órganos del habla (laringe, lengua, boca).

d) EN LA RETENCIÓN SEGUNDA:
Mantengo ahí la firme convicción durante toda la retención, y siento la acción benéfica de las fuerzas del ALMA que actúan en los órganos de hablar.-

Vivir con calidad

El Instituto Francés de Ansiedad y Estrés, en Paris, ha establecido veinte reglas de vida que dicen los expertos que si consigue asimilar diez de ellas, con seguridad aprenderá a vivir con calidad interna:

1. HAGA UNA PAUSA de 10 minutos por cada 2 horas de trabajo. Repita estas pausas en su vida diaria y piense en usted, analizando sus actitudes.

2. APRENDA a DECIR NO, sin sentirse culpable, o creer que lastima a alguien.
Querer agradar a todos es un desgaste enorme.

3. PLANEE su día, pero deje siempre un buen espacio para cualquier imprevisto, consciente de que no todo depende de usted.

4. CONCÉNTRESE en apenas una tarea a la vez. Por más ágil que sean sus cuadros mentales, usted se cansa.

5. OLVÍDESE de una vez por todas que usted es indispensable en el trabajo, casa, o grupo habitual. Por más que eso le desagrade, todo camina sin su actuación, a no ser usted mismo.

6. DEJE de sentirse responsable por el placer de los otros. Usted no es la fuente de los deseos, ni el eterno maestro de ceremonia

7. PIDA AYUDA siempre que sea necesario, teniendo el buen sentido de pedírsela a las personas correctas.

8. SEPARE los problemas reales de los imaginarios y elimínelos, porque son pérdida de tiempo y ocupan un espacio mental precioso para cosas más importantes.

9. INTENTE descubrir el placer de cosas cotidianas como dormir, comer y pasear, sin creer que es lo máximo que puede conseguir en la vida.

10. EVITE envolverse en ansiedades y tensiones ajenas. En lo que se refiere a ansiedad y tensión, espere un poco y después retorne al diálogo y a la acción.

11. SU FAMILIA NO es usted, está junto a usted, compone su mundo pero no es su propia identidad.

12. COMPRENDA que principios y convicciones inflexibles pueden ser un gran peso que evite el movimiento y la búsqueda.

13. ES NECESARIO tener siempre alguien a quien le pueda confiar y hablar abiertamente.

14. CONOZCA la hora acertada de salir de una cena, levantarse del palco, dejar una reunión. Nunca pierda el sentido de la importancia sutil de salir la hora correcta.

15. NO QUIERA saber si hablaron mal de usted, ni se atormente con esa basura mental. Escuche lo que hablaron bien de usted, con reserva analítica, sin creérselo todo.

16. COMPETIR en momentos de diversión, trabajo y vida entre pareja, es ideal para quien quiere quedar cansado o perder la mejor parte.

17. La RIGIDEZ es buena en las piedras no en los seres humanos.

18. Una hora de INMENSO PLACER sustituye, con tranquilidad, tres horas de sueño perdido. El placer recompensa más que el sueño. Por eso, no pierda una buena oportunidad de divertirse.

19. TENGA PRESENTE SIEMPRE sus tres grandes e invaluables amigas: Intuición, Inocencia y Fe.

20. ENTIENDA de una vez por todas, definitivamente y en conclusión que USTED ES, LO QUE USTED HAGA de USTED MISMO …..

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s